Debido a su pequeño diámetro de 1,8 a 2,4 mm, los mini implantes dentales son la solución perfecta para los huesos atróficos y para lograr la estabilidad de la prótesis, renunciando a menudo al injerto óseo. Mejorar la estabilidad de su prótesis le permitirá disponer de un tratamiento más económico a largo plazo.