La radiología digital se diferencia de la radiología convencional en lo que respecta al dolor de la intervención. Este tratamiento se caracteriza por un grado de invasión mínimo en comparación al resto de intervenciones odontológicas, y se considera uno de los tratamientos más importantes de la medicina dental moderna.